QUÉ ES PAH; QUÉ NO.

QUE ES LA PAH:

Somos personas como tú, que un día llegamos a un lugar sin saber muy bien lo que nos íbamos a encontrar. Con vergüenza y cierto sentimiento de culpa…

Personas con perfiles muy distintos. Con casos y situaciones diferentes pero con muchos aspectos comunes como afectadas por la hipoteca o por no poder pagar el alquiler.

Personas como tú, que hemos ido aprendiendo de la herramienta colectiva que es la PAH y de la propia experiencia. Enseñando los conocimientos adquiridos, ofreciendo desinteresadamente nuestro tiempo para orientarte con relación a tu hipoteca. Tejiendo lazos de solidaridad entre las personas que se unen al movimiento.

QUÉ ENCONTRARÁS:

APOYO//INFORMACIÓN//RECURSOS//COLABORACIÓN

CONOCIMIENTOS//ACOGIDA//SOLIDARIDAD//HERRAMIENTAS//ORIENTACIÓN

EMPODERAMIENTO

La implicación, la lucha colectiva, la colaboración de todas y cada una de nosotras. Aprender, defenderse y comprender la necesidad de unirse y ayudar en una situación similar.

QUÉ NO SOMOS:

-Una asesoría o un despacho de abogados.

-Una gestoría, ONG o centro asistencial.

-Un servicio urgente antidesahucios.

-Superhéroes que vamos allá donde nos llaman.

Si te has planteado alguno de estos puntos al acudir a  la PAH, no estás en el lugar adecuado. Tenemos que hacer comprender a los afectados, que la PAH no es una asesoría ni gabinete de abogadas, ni un teléfono de asistencia antidesahucios exprés, donde pueden acudir o llamar para comunicarnos un lanzamiento urgente, y nos ponemos las camisetas para salir volando a paralizar el desahucio.

No hacemos milagros, ni actuamos por ti. Lo importante es que tú luches por tus derechos, te informes, aprendas, te EMPODERES, y agarres el toro por los cuernos…

Es cuando salimos contigo adelante.

LA PAH ES UN MOVIMIENTO CIUDADANO PARA LA DEFENSA Y CONQUISTA DE NUESTROS DERECHOS.

NO TE PREGUNTES QUÉ PUEDE HACER LA PAH POR TI, PREGÚNTATE QUÉ PUEDES HACER TÚ POR LA PAH

pahbaranain@gmail.com

644574549

______________________________________________

 

Resumen LIBRO VERDE DE LA PAH

pah-logo-horizontal-bgreen

 ¿QUE ES LA PAH?

UN MOVIMIENTO CIUDADANO.

La Plataforma de Afectado/as por la Hipoteca (PAH) nace en Barcelona en febrero de 2009.

La PAH es hoy un movimiento ciudadano apartidista, articulado en más de 200 nodos en todo el estado, en el que personas directamente afectadas y personas solidarias se organizan juntas para denunciar y cambiar esa situación.

La PAH lleva a cabo acciones en muchos campos diferentes (emocional, político, mediático, judicial, comunicativo, etc.) para promover cambios legales que den respuesta a la vulneración de derechos fundamentales que sufren las personas afectadas, y en un marco más amplio, proponer soluciones para hacer efectivo el derecho a la vivienda para toda la ciudadanía.

Así pues, la principal batalla concreta que inició la PAH fue combatir una legislación injusta y anómala, con el fin de buscar soluciones que dieran respuesta a las personas afectadas por la estafa hipotecaria. Para ello se propusieron  tres medidas de emergencia, de mínimos: la paralización de los desahucios hasta encontrar soluciones definitivas, la dación en pago retroactiva para aquellas personas que no hayan podido o no puedan hacer frente a los pagos de su vivienda habitual, y la creación de un parque público de alquiler social con aquellas viviendas embargadas en manos de los bancos y, en especial, de la SAREB, el llamado “banco malo” que, con dinero de toda la ciudadanía, ha comprado miles de viviendas vacías a los bancos para malvenderlas a fondos especuladores.

Para conseguir éstas medidas de mínimos, desde la PAH se han lanzado las siguientes campañas:

– Stop Desahucios

– Mociones Ayuntamientos

– Acciones de negociación y presión en entidades financieras

– ILP

– Escraches

– Obra Social

Encontrarás más detalles sobre estas campañas en www.afectadosporlahipoteca.com

 

¿CÓMO PUEDO PARTICIPAR EN UNA PAH?

IMPLICACIÓN DIRECTA DE QUIEN PARTICIPA

A las reuniones de la PAH llegan personas afectadas que en muchos casos están asustadas, desinformadas y amenazadas por los propios bancos; deprimidas, con un gran sentimiento de culpa, que viven el problema con vergüenza y sin saber exactamente qué hacer, ni cómo. Por otro lado, es bueno también se acerca a la PAH mucha gente no para colaborar de distintas maneras: medios de comunicación, personas que se interesan para realizar trabajos sobre el tema, para participar de las acciones y negociaciones, etc.

La PAH es un espacio de encuentro, soporte mutuo y confianza donde cualquier persona puede ayudar y ser ayudada.

En la PAH podréis explicar vuestro caso en las asambleas, compartir vuestra situación personal y preguntar y resolver vuestras dudas. Escuchan- do a otras personas afectadas os daréis cuenta que hay mucha gente en vuestra situación y que, si actuamos juntas, podemos conseguir cosas que estando solas es mucho más difícil. A lo largo de estos años de experiencia hemos ido comprobando que una de las principales fortalezas de la PAH es que la propia gente afectada se implique y luche para solucionar su situación y la de los demás.

Es muy importante darnos cuenta que la PAH no es un servicio de asesoramiento “tradicional”, donde generalmente una persona llega, cuenta su problema a otra más entendida, y espera que ésta sea la que resuelva el tema.

LA PAH NO ES UNA ASOCIACIÓN DE CONSUMIDORES NI UNA ENTIDAD CARITATIVA: ES UN MOVIMIENTO CIUDADANO POR LA DEFENSA Y CONQUISTA DE NUESTROS DERECHOS

En consonancia con lo anterior, para conseguir nuestros objetivos organizamos acciones, tales como: negociar con los bancos, entregar la dación en pago, entregar documentos en los juzgados, recoger firmas, recuperar viviendas, manifestaciones…

 ¿CÓMO FUNCIONA LA PAH?

Los diferentes grupos y reuniones de PAH son los siguientes:

1 Entrega de fichas:

La gente afectada que decide implicarse en la PAH debe rellenar una ficha personal que facilitará poder realizar un seguimiento del caso, la ficha se le entregará después de asistir a varias reuniones.

2 Reuniones de Acogida:

Para mucha gente este es el primer contacto directo con la PAH. En estas reuniones se empieza explicando qué es la PAH.  Las personas afectadas exponen su caso y preguntan sus dudas. Es un momento clave para escuchar, aprender y, muy importante, darnos cuenta que no estamos solas. El hecho de contar en voz alta nuestro caso o resolver nuestras dudas nos va a permitir perder el miedo, ganar en conocimiento, en seguridad y experimentar la solidaridad de la gente, tanto afectada como no afectada. Perder la vergüenza y el miedo es la mejor manera para poder empezar hacer frente a la situación que se está viviendo.

3  Reuniones de negociaciones con las entidades financieras:

Hemos constatado que el resultado de las negociaciones con los bancos depende de la presión ciudadana que ejerzamos, ya que las leyes existentes no les obligan prácticamente a nada. En estas asambleas se hace el seguimiento de los casos, se resuelven dudas de la negociación y se planifican acciones individuales o colectivas. Por ello, además de estar bien asesoradas, en muchos casos será necesario organizar acompañamientos, en las que compañeras con más experiencia acuden a apoyar y a ayudar en la negociación.

4  Asamblea general de PAH:

Se tratan cuestiones relativas a la estrategia general de la PAH, organización y seguimiento de los temas más significativos del momento, campañas… En estas reuniones decidimos y organizamos entre todas las acciones a realizar y coordinamos las acciones propuestas por los grupos de negociaciones colectivas.

5  Comisión Obra Social:

La PAH agota todos los canales posibles para lograr soluciones efectivas al problema de la deuda y a la necesidad de una vivienda digna. Hablamos con bancos, servicios sociales, oficinas de viviendas, presentamos escritos en los juzgados… pero cuando todo eso es insuficiente, y desde les administraciones no se da una respuesta adecuada a las necesidades urgentes de vivienda de miles de personas afectadas, entendemos que la desobediencia civil como forma de autotutela de nuestros derechos no sólo es legítima, sino necesaria.

6  Comisión Comunicación:

Esta comisión se encarga de redactar comunicados, informar  por  mailing y redes de las campañas y de las acciones de la PAH.

7 Comisión jurídica:

Grupo de abogados, juristas y personas con conocimientos de leyes y normativas que desarrollan documentos y recursos  para el uso colectivo tanto en negociaciones con entidades financieras como para campañas de la PAH.

PROCESO DE EJECUCIÓN HIPOTECARIA

INDICACIONES DE ACTUACIÓN

El procedimiento de ejecución hipotecaria es injusto y una anomalía en el contexto europeo. La legislación española sobreprotege a las entidades financieras y deja en absoluta indefensión a las personas deudoras de buena fe. Por ello, ningún técnico o profesional jurídico puede garantizarte nada: tú eres quien mejor puede defenderse. Pero, además, en la PAH encontrarás 1) formación y herramientas para defenderte, elaboradas, entre otras personas, con el apoyo de juristas solidarios, y 2) apoyo mutuo: nunca más estarás solo/a.  Escucha, pregunta y pon en práctica todo lo que explicamos a continuación, puesto que es fruto del mejor de los aprendizajes: la experiencia colectiva.

Aclaraciones:

– Nadie va a la cárcel por dejar de pagar, no es un delito.

– No te pueden quitar a tus hijas/os por dejar de pagar

– Tus hijas/os no heredan la deuda

– No te pueden expulsar del país por dejar de pagar

– Es un procedimiento largo, el desahucio no se produce de manera inmediata

– No has hecho nada malo, no eres un delincuente

– Es un proceso largo, no desesperes.

1ªFASE:

HAS DEJADO DE PAGAR O LO HARÁS PRONTO.

CONSEJOS Y NEGOCIACIÓN.

Te encuentras en esta primera fase si:

–– No se ha iniciado el procedimiento de ejecución hipotecaria

–– Has dejado de pagar o ves que lo harás pronto

–– Es la fase en la que el banco está dispuesto a negociar

–– Si estás pagando será más difícil negociar (hasta que no dejas de pagar no suelen hacerte ni caso)

–– Es probable que tengáis que hacer frente a un cierto acoso prejudicial (llamadas, cartas…)

Consejos:

–– Es importante que, antes de empezar a negociar, sepáis qué queréis (dación en pago, una quita, alquiler social…). En la PAH os podemos dar información útil que os ayudará a aclarar ideas, pero no podemos deciros qué tenéis que hacer, solo aconsejaros.

–– Si veis que no vais a poder pagar, os aconsejamos dejar de pagar cuanto antes. No tiréis más dinero en vano.

– Primero cubrid las necesidades básicas de la familia (comida, servicios básicos, niños/as…): vuestras vidas valen más que ningún piso.

 –– Cuando en el banco te digan: “ve ingresando lo que puedas cada mes” debes saber que la cuota que no está 100% pagada, en fecha y en cantidad, se considera impagada, genera intereses de mora y pueden iniciar el procedimiento de ejecución hipotecaria. Es como regalarle el dinero al banco.

–– Las refinanciaciones, carencias y novaciones acostumbran a suponer cambios perjudiciales para nosotr@s (inclusión de nuevas personas en la escritura, gran aumento de las cuotas una vez finalizado el tiempo de carencia, más años de hipoteca, etc.). Por tanto, mucho cuidado, es necesario leer bien en casa lo que nos ofrecen, antes del momento de la firma. Hay que valorar si, una vez acabe el periodo de carencia, podrás hacer frente a la hipoteca, porque en caso contrario es probable que sólo estés alargando una agonía que termine aumentando la deuda.

Negociación

1  Para negociar es necesaria cierta tranquilidad, evitando que se aprovechen de nuestra angustia para presionarnos.

2  Es importante leer tu Escritura Hipotecaria varias veces y entenderla bien.

3  Una vez hemos pensado y decidido lo que queremos y lo tenemos claro, hay que ir a por ello. Es importante no ir cambiando de petición y postura frente al banco, tratar de mantener siempre la misma, en la medida de lo posible.

4  Cualquier propuesta, tuya o del banco, debe estar por escrito. Así dejamos constancia de que estamos negociando. Recuerda: las palabras se las lleva el viento.

Para solicitar la dación en pago: Debes presentar dos copias de la solicitud (que está colgada en la web de la PAH en el apartado Documentos Útiles), una de ellas para el banco y otra para ti, que deben devolverte sellada y firmada.

A partir de aquí:

–– Sentido común

–– Es importante  que la negociación empiece tranquila y, si es necesario, se vaya subiendo el tono de forma gradual, evidentemente siempre de forma pacífica. Por ejemplo: 1) insistir en la oficina 2) hacer acciones 3) acudir a los medios de comunicación.

–– Hay que tener paciencia, pueden tardar semanas o meses en darte una respuesta.

–– Es importante que en el banco vean que ahora tienes información y que cuentas con el respaldo de la PAH, y que no nos van a poder engañar más.

–– Insistir, insistir e insistir

En esta fase es importante saber si entramos en el llamado “Código de Buenas Prácticas”.

En cualquier fase del proceso, también en esta, es muy importante utilizar los recursos de la Administración Pública para reforzar nuestra negociación:

– Ir a Servicios Sociales y solicitar un informe que acredite nuestra situación.

– Ir a oficina de mediación de las Instituciones.

Debemos hacer entender a la entidad financiera que hemos perdido el miedo y que tenemos muy claro lo que queremos. Recuerda: el banco se aprovecha de tu miedo para presionarte.

 2ºFASE:

INICIO DEL PROCEDIMIENTO DE EJECUCIÓN HIPOTECARIA.

 Aclaraciones

–– Antes de iniciarse el procedimiento nos envían un burofax que informa de la cantidad de deuda que nos reclaman y nos da un plazo para el pago.

–– En el caso de no pagar la deuda que reclama el burofax, nos llegará a casa lo que llamamos el “tocho”, la demanda de Ejecución Hipotecaria.

–– Con la llegada de la demanda el juzgado nos da 10 días para pagar u oponernos. La deuda reclamada no son sólo las cuotas impagadas, sino también los intereses de mora.

–– El procedimiento nos permite alegar poco ante el juzgado, pero desde la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo de febrero de 2013 podemos plantear cláusulas abusivas. Algunos -pocos- jueces están anulando procedimientos en base a estas cláusulas.

–– El juzgado fija la fecha de subasta, que se notifica a las personas titulares de la hipoteca con un mínimo de 20 días de antelación.

–– Cuando el piso va a subasta, el banco se lo queda por el 70% del valor de tasación a efectos de subasta, que es un valor que podemos consultar en nuestra escritura hipotecaria. Si ese valor cubriera la deuda, se lo adjudicará por el 60%.

–– Existen 2 vías de ejecución hipotecaria: judicial (en un juzgado), que es la más habitual, o extrajudicial (ante notario).

–– Aunque muchas veces nos digan lo contrario, el banco puede parar el procedimiento y llegar a un acuerdo en todo momento, depende única- mente de su voluntad.

Pasos a seguir / Negociación

1 Una vez recibimos el “tocho” tenemos 10 días para dirigirnos al juzgado que nos corresponda y solicitar abogada/o y procurador de oficio. Aunque es mejor hacerlo en los 10 primeros días, podemos solicitarlo en cualquier momento del procedimiento.

Solicitar abogado de oficio, es muy importan- te por varios motivos:

–– Ganamos tiempo (el procedimiento se para hasta que se resuelve la solicitud).

–– Supone que nos podamos personar, lo cual nos permite recibir información y demostrar al juez que estamos haciendo todo lo posible para enfrentarnos al problema.

Nos permite presentar escritos oponiéndonos a la ejecución, alegando cláusulas abusivas e intentando alargar el procedimiento. Para ello podemos usar los escritos del “kit de emergencia” que se encuentra en la web de la PAH.

– Nos permite ahorrarnos gran parte de las costas judiciales, que pueden ser muy elevadas.

––> Es posible que en un primer momento nos denieguen el abogado de oficio, por ello es necesario interponer un recurso para solicitarlo de nuevo (ver modelo disponible en la web).

2 Seguir negociando con el banco de la misma forma:

–– Presentar solicitud de dación en pago.

–– Técnica de gradualidad, presionar de menos a más: acciones, medios de comunicación, acampadas…

3 Acudir a  la administración pública para solicitar sus servicios y para dejar constancia de nuestra situación:

–– Servicios Sociales

–– Oficinas públicas de Mediación.

–– Ayuntamiento

–– Presentar escritos de la PAH en los juzgados.

3ªFASE:

LANZAMIENTO/DESAHUCIO Y RECLAMACIÓN DE DEUDA.

Aclaraciones:

-Una vez subastado, el piso es propiedad del banco y puede reclamar la deuda restante, que es la diferencia del valor de adjudicación de subasta con la deuda total, a lo que se suma los intereses de mora y costas.

-La subasta no implica ni desahucio ni embargo de nómina inmediato, nos lo notificarán con antelación.

-Hay una cantidad mínima de ingresos inembargables.

-Apareceremos en los registros de morosidad.

Pasos a seguir si has recibido notificación de desahucio:

1 Solicitar justicia gratuita.

2 Presentar recursos para intentar parar el desahucio:

3 Solicitar al banco la condonación de la deuda (2 copias): presionar e insistir.

4 Solicitar al juez la condonación de la deuda.

5 Ir a servicios sociales: ayuda a solicitar suspensión temporal desahucio.

6 Ir a la Oficina Mediación pública a solicitar un piso de emergencia social.

Una vez agotados los intentos de negociación con la entidad financiera y las vías administrativas y judiciales para posponer el desahucio o conseguir un piso social asequible, si llega la fecha y no hay indicios de solución satisfactoria, podemos resistir al desahucio, con una concentración en la calle, como forma de posponerlo. De un modo u otro, debes saber que los hemos podido paralizar casi todos.

Si no podemos parar el desahucio, podemos entrar a participar en la Obra Social de la PAH.

 Nosotras mismas somos las personas responsables de luchar por nuestro caso, pero recuerda que todas las compañeras que ya lo han hecho también tienen mucha información, por eso el asesoramiento es colectivo. Conversa y escucha a las personas que ya hayan pasado por cualquiera de las tres etapas, ya que podrán aportarte información útil para tu propio caso.

 ¡SÍ SE PUEDE!